SIGUENOS EN FACEBOOK

Presidente de UMPIH solicita medidas regulatorias en comercialización de la harina hacia el mercado haitiano.

 


“Hemos tenido incrementos de un 90% y en algunos insumos hasta un 100%, con relación al 2020”

 

Issachart Burgos asegura que habrá suficientes teleras para Navidad

 

 

El presidente de la Unión de Medianos y Pequeños Industriales de la Harina (UMPIH), ingeniero Issachart Burgos, advirtió que ante el cierre de molinos de trigo en Haití se hace necesario tomar medidas regulatorias en el país para evitar problemas de desabastecimiento de la harina en el mercado nacional.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, afirmó que si se toman las medidas de controles y se regula la venta al mercado haitiano, no habrá problemas en esta ni otra época.

“En este momento, toda la harina que se está consumiendo en Haití es la que compran de República Dominicana, obviamente que eso también está presionando el mercado interno nuestro porque hay mucho trasiego de harina hacia Haití”, agregó.

Burgos sostuvo que el vecino país consume mucha harina, igual o más que los dominicanos, porque además de pan, la utilizan para hacer bollo y sigue siendo uno de los productos más económicos y rápidos para la elaboración de alimentos.

“Eso comienza a preocuparnos, sobre todo en esta temporada navideña que con las teleras se incrementa el consumo de harina y nosotros le hemos solicitado al Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes que tome algunas regulaciones”, agregó.

Planteó que entiende la situación de los haitianos y no se opone a que se le venda a Haití, pero no se debe descuidar el consumo interno porque el compromiso primario de la industria nacional es abastecer el mercado dominicano.

Indicó que el país tiene capacidad instalada para suplir el mercado y vender el excedente a Haití, que cerró dos molinos de elaboración de harina desde hace más de dos meses.

Sin embargo, sugirió al Ministerio de Industria y Comercio reunirse con los productores de harina para sincerar el mercado y analizar el sistema de cuota, con respecto a lo que puede aportar cada molinero para Haití, garantizando el abastecimiento del mercado dominicano.

“Pienso que, si no podemos suministrarles toda la harina a los consumidores haitianos, entonces Haití tendrá que buscar otros países que le den igual alguna solución, alguna alternativa”, argumentó.

Advirtió que no es responsabilidad de los industriales de la harina dominicano abastecer todo el mercado haitiano, descuidando el mercado criollo.

Burgos reveló que la preocupación del sector es que siente que además del incremento de precios que se produjo en septiembre, hay un incremento especulativo.

Comentó que cuando se genera una escasez entra el factor especulativo automáticamente y quien tiene el producto lo retiene para colocarlo a mejor precio en el mercado.

“Entonces esto afecta, justamente, a las micros y pequeñas panaderías que no compran directamente en los molinos y que se abastecen en diferentes canales, como son almacenes, surtidoras, distribuidoras y que compran día a día y no tienen un inventario en su negocio”, acotó.

 

Estrés por aumentos en mercados internacionales

 

El presidente de la UMPIH, ingeniero Issachart Burgos, afirmó que el sector ha venido sufriendo un estrés con los aumentos registrados en los mercados internacionales, como consecuencia del Covid-19 y la guerra entre Rusia y Ucrania.

Advirtió que el incremento entre un 80 y 100% de los insumos que utilizan los medianos y pequeños industriales para producir pan ha originado una descapitalización en las pequeñas panaderías.

“Nuestro sector ha venido con ese, digamos, estrés post pandémico y luego con la guerra, que hoy en día podemos decir que hemos tenido incrementos entre un 90% y algunos insumos hasta un 100%, con relación al 2020”, subrayó.

Burgos consideró que el sector no ha podido asumir esos costos y ha tenido que transferirlo a sus productos, como son el pan y sus derivados.

Precisó que la UMPIH solicitó al presidente Luis Abinader buscar un mecanismo de ayuda para capitalizar a las micros, pequeñas y medianas panaderías fabricantes del pan popular que han sido afectadas por la situación que se presenta.

“El que tenía RD$100,000 de capital, ahora debe tener RD$200,000 para comprar los mismos insumos que compraba un año atrás”, adujo.

En ese sentido, dijo que se desprende que la población recibiera un aumento en los precios del pan y otros derivados, como pastas alimenticias y galletas, producto de una inflación provocada por los choques externos en el mercado mundial.

“Todo lo que interviene en la producción de pan y demás derivados de la harina, que son commodities, sufrieron un aumento muy importante con el Covid-19”, acotó.

Manifestó que el año pasado, cuando comenzó a normalizarse el consumo en el mundo, tanto los cereales, el petróleo y los fletes subieron al mismo tiempo, lo cual se tradujo en un incremento de alrededor de un 50% en el costo de la industria.

“El año pasado, cuando entendíamos que se empezaban a normalizar las situaciones de mercados, vino la guerra de Rusia y Ucrania que entonces provocó un nuevo incremento, una nueva situación”, significó.

Destacó que tanto el presidente Luis Abinader como el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Víctor Bisonó, han adoptado medidas estelares y oportunas para el control de la inflación y el otorgamiento de subsidios en el 2021 y este año al trigo para hacer más ligeros los choques de precios en los mercados internacionales.

El dirigente empresarial comentó que el fin del subsidio del trigo, que fue en septiembre, provocó un incremento de RD$500 en el saco de harina, el último aumento registrado.

 

Habrá suficientes teleras para Navidad

 

El presidente de la UMPIH, ingeniero Issachart Burgos, afirmó que no hay ningún temor de desabastecimiento porque habrá suficientes teleras para las fiestas navideñas a los mejores precios.

Indicó que habrá teleras a diferentes precios y tamaños en los lugares de expendio.

Burgos informó que el gobierno está encargando la elaboración de más de 400,000 teleras para distribuirlas a través de los Comedores Económicos del Estado en los sectores más vulnerables.

Explicó que más del 90% de los adjudicados para hacer las teleras pertenecen a la UMPIH, lo cual indica la existencia de una dinámica importante en la participación del sector.

Sostuvo que para los días 23, 24 y 25 se elaboran sobre un millón y medio de teleras con motivo de las festividades navideñas.

“Solo en los Comedores Económicos están haciendo 450,000, INESPRE esta semana estaba haciendo una licitación por unas 125,000 más, y eso es solo para un segmento de los que atienden los programas sociales del gobierno”, significó.

Agregó que en el mercado privado, que es la mayor parte del consumo, hay una producción muy superior, tanto en los supermercados como en las panaderías, ascendentes al millón de unidades.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.

Feliz Navidad..