SIGUENOS EN FACEBOOK

El electrochoque de José Montás.

 


 

JOSE PIMENTEL MUÑOZ 


 

Para muchos sancristobalenses residentes en Santo Domingo, especialmente para los que salieron antes del año 2000, ir en estos tiempos a la ciudad de San Cristóbal y recorrer sus calles es lo mismo que acercarse al convulsionado aeropuerto de Kabul, en Afganistán. 

Las dificultades de moverse por el centro de esa población cualquier mañana o tarde de lunes a sábado, la imposibilidad de encontrar lugares de estacionamiento y el riesgo de ser embestido por el enjambre de motocicletas, crean una situación desesperante que estimula la abstención de visitar San Cristóbal. 

Es evidente que esta ciudad, con un crecimiento considerable en las últimas décadas de sus barrios y habitantes, presenta un caos espantoso en el tránsito vehicular que irrita, le aleja visitantes y se torna en un problema de primer orden. 

Por mucho tiempo los sancristobalenses -de fuera y de dentro- se han estado preguntando qué autoridad y cuándo le pondrá el “cascabel al gato” o por lo menos hará el esfuerzo de mitigar el problema con las medidas que sean. 

El miércoles de la semana pasada, al comenzar una tarde calurosa, estuvimos en el Ayuntamiento de San Cristóbal, que sigue funcionando en el vetusto edificio de siempre frente al parque Central, llamados por el alcalde municipal, José B. Montás Domínguez, quien nos urgió a ir a conocer de su voz una serie de proyectos que tiene en marcha.  

Montás, quien fue síndico en el período 2006-2010, nos lució estar ejerciendo el cargo con mucha seguridad y entusiasmo, sabiendo lo que quiere y lo que puede hacer, esbozando una serie de planes que nos sorprendió. 

Por ahora, para que no luzca una propaganda superficial, solo vamos a decir que él (quien sin exhibir canas ya es abuelo) nos aseguró que a más tardar en un mes le dará una especie de electrosock al desorden del tránsito en el casco urbano de San Cristóbal. Se trata de la ejecución de un plan inicialmente concebido por el Ayuntamiento y luego estudiado, nutrido y mejorado por técnicos del Ministerio de Obras Públicas, que se pondrá en vigor en el radio urbano central. 

Detalles escritos de las acciones (instalación de semáforos, calles de una sola via, limitación de áreas de estacionamientos, intervención de puntos conflictivos, etc, etc) me fueron prometidos para dentro de pocos días.  

Montás merece un voto de confianza y la concepción de un corto periodo de espera para ver en qué consistirá su electrochoque y si será viable y efectivo en una comunidad con sed de ordenamiento. 

josepimentelmunoz@hotmail.com

Image
José B. Montás Domínguez

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.

VACUNATE YA..