SIGUENOS EN FACEBOOK

El deber de un hombre, es estar donde es más útil.



 Por Roberto Veras.- 

En las últimas décadas, nuestro país ha sido asediado por una estampida de inmigrantes que entran a República Dominicana bajo falsa pretensión de exiliado económico sin documentación legal. A esto nos referimos como inmigrantes ilegales o extranjeros. Ahora, incluso mientras lees las palabras, inmigrantes ilegales, sin duda piensas en los haitianos, cierto.  

Sin embargo, a lo que me estoy refiriendo es a todos los inmigrantes ilegales, sobre todos los que vienen de: Venezuela, Perú y China. Aunque el estado dominicano gasta millones de pesos para la aplicación de la inmigración ilegal, aún no podemos detener completamente esta estampida.  

Tampoco seremos capaces de bloquear completamente a aquellos que están decididos a entrar por la frontera.  No hay suficiente recursos humanos o dinero para cubrir cada centímetro de tierra en la frontera.  ¿Ahora bien, como vamos a detener la inmigración ilegal? 

A-Haciendo cumplir las leyes que están en vigor. 

B- Dar un plazo para los inmigrantes ilegales salgan libremente. 

C- Después del período establecido, cualquier empleador que se encuentre con inmigrantes ilegales en su empleo será multado. 

D-Si son atrapados empleando un ilegal por segunda vez, entonces la pena será más grave aún. 

Debemos ponernos serios en este sentido si queremos detener la inmigración ilegal. Por lo tanto, recomendamos, si usted es arrestado por una segunda vez, es mejor que esté seguro de tener mucho dinero ahorrado porque con leyes como esta permanecerá en la cárcel por bastante tiempo. 

Además, sus negocios y activos serán vendidos y el dinero generado por la venta se utilizará como una compensación a los costos de ejecución.  Para asegurar que los inmigrantes ilegales regresen a donde vinieron, tendremos que eliminar todos los beneficios que se les han otorgado a aquellos que han violado nuestras leyes de inmigración.  

A pesar de lo que reclaman los partidarios de la inmigración ilegal, que todos los bebés ilegales nacidos en suelo dominicano deben tener derecho a la condición de padres naturales de origen  

A los inmigrantes ilegales no se les puede permitir enviar a sus hijos a nuestras escuelas públicas. Tampoco pueden ser elegibles para recibir derechos gubernamentales u otros programas sociales.  

Si aparecen en cualquier hospital o clínica con lesiones o enfermedad, entonces pueden ser tratados sólo después de que los funcionarios de inmigración hayan llegado para llevarlos a custodia con el propósito de deportación.  

La única excepción aquí sería una amenaza para la vida, que requiere tratamiento inmediato. Sin embargo, las autoridades de inmigración aún deben ser notificadas incluso antes de que este tratamiento de emergencia comience.  

Promulgadas todas estas medidas, los inmigrantes ilegales saldrán por su cuenta. Una vez que los inmigrantes ilegales estén de vuelta en sus países podrán solicitar la entrada a la República Dominicana por medio de permisos de trabajo.   

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.

MUCHAS BENDICIONES A TODAS MADRES