SIGUENOS EN FACEBOOK

Toros debutan en grande con juego sin hit en victoria 2-0 sobre el Licey



Santo Domingo.-Los actuales campeones de la pelota otoño-invernal dominicana, Toros del Este, continuaron esta temporada como terminaron el pasado torneo: ganando en grande.

Cinco lanzadores de los Toros se combinaron para lanzar el segundo juego sin hit en la historia de la franquicia al derrotar este lunes 2-0 a los Tigres del Licey, en un partido que inició demorado por lluvia una hora en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

El estelar lanzador de los Yanquis de Nueva York, Domingo Germán, ponchó a siete bateadores en cuatro entradas de labor con apenas una transferencia y un efectivo pitcheo de relevo completó el trabajo para el equipo de La Romana, que recetó un total de 12 ponches.

Sendos imparables productores de Yamaico Navarro y Rubén Sosa llevaron a los Toros a extender su racha de triunfos en ronda regular a 13. Terminaron con 12-0 el mes de diciembre la campaña pasada.

La fiesta taurina empezó cuando en el cuarto episodio Abraham Almonte negoció boleto, se movió a la intermedia por “balk” del abridor derrotado Albert Abreu (0-1), luego llegó a la antesala por rodado de Bruce Maxwell y anotó con el sencillo de Navarro.

En la séptima entrada, los Toros coronaron el 2-0 con doble de Jorge Mateo y sencillo empujador del primer bate Sosa. Terminaron la noche con cinco hits.

El relevo romanense siguió con Jenrry Mejía, quien lanzó la quinta y sexta entrada para llevarse la victoria. Siguió Pedro Payano en la séptima, Anthony Gose en el octavo y Tim Peterson lanzó la novena logrando el salvamento.

El encuentro arrancó con una ceremonia organizada por el Licey en honor a José Manuel Fernández, a quien está dedicado el presente torneo. El presidente del equipo azul, Domingo Ernesto Pichardo, entregó una placa de reconocimiento a la familia del homenajeado y luego doña Mercedes Elmúdesi viuda Fernández realizó el lanzamiento de la primera bola, acompañada de sus hijos y nietos.

Historia

La novena romanense consiguió su primer partido sin hit en un triunfo contra las Águilas Cibaeñas4-0 jugando como Azucareros del Este en la campaña 1990-1991. Hipólito Pichardo abrió el juego y le siguieron Carlos Maldonado y Águedo Vásquez.

La temporada pasada, el 19 de noviembre, los Toros se quedaron a ley de un out para conseguir un juego sin hit también frente a los Tigres en una victoria 3-1 en el estadio Francisco Micheli. El primer imparable azul fue un sencillo al prado central del bate de Carlos Franco, quien había llegado en cambio desde los Toros por Yamaico Navarro durante la temporada muerta.

Fuente Diario Libre.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.