SIGUENOS EN FACEBOOK

El exbeisbolista Omar Vizquel pide respeto a su privacidad tras acusaciones de violencia doméstica (Video)



El pelotero Omar Vizquel respondió este martes a las acusaciones de violencia doméstica que realizó su esposa, Blanca Vizquel. El exbeisbolista pidió que se respetara la privacidad del proceso de divorcio que están atravesando, a pesar que no negó las denuncias de la que fue su pareja por seis años.

Vizquel aseguró que no participará en las críticas en las redes sociales, después de que el tema se convirtiera en tendencia en Twitter. En tal sentido, pidió paciencia para buscar una buena solución a la problemática y lamentó que la situación "no hace honor" a los seis años que estuvieron casados.

“No seré participe de una discusión en las redes sociales que no contribuya a una solución positiva, ni hace honor a nuestro tiempo juntos. Así que les pido paciencia, respeto a la privacidad y todo saldrá bien”, sentenció Vizquel.

El expelotero de los Leones del Caracas publicó un video en las redes sociales y reconoció que el proceso de divorcio ha sido difícil. En consecuencia, pidió que se le brindara privacidad a la pareja para buscar la mejor solución posible en su separación.

“Después de seis años con mi esposa Blanca, nos encontramos en un proceso de divorcio. Es un proceso difícil y complicado para ambos, por lo que espero que transcurra de la mejor manera posible para nuestras familias”, dijo.

“Me cortó mis sueños”, dijo Blanca Vizquel

Blanca Vizquel realizó una transmisión en las redes sociales donde denunció un presunto caso de violencia doméstica en su contra. La mujer apuntó que el pelotero le solicitó que no hablara ni denunciara para no arruinar su carrera y su llegada al Salón de la Fama

“Estoy en un proceso de divorcio. En un proceso fuerte donde el señor pretende que yo me calle la boca y esa es su petición que yo me calle la boca para no dañarle su carrera, para no dañarle su Salón de la Fama. Jamás pensó en mi o en mi bienestar”, agregó

Blanca aseveró que el pelotero la quería como un “trofeo” o “llavero” y no quería hacerlo molestar para no enfrentar las consecuencias. “Lo único que quería era llorar como una bolita y quedarme en la cama y llorar, pero no era una opción para mi”, concluyó.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.